Encuentro de Conviviums con Carlo Petrini.

Publicado en Noticias
0

Los tres conviviums de Araba, Gipuzkoa y Donostía hemos podido disfrutar de un magnífico encuentro con Carlo Petrini que ha tenido lugar, hoy 28 de abril, en la Cofradía Vasca de Gastronomía.

Foto de los asistentes al encuentro con Petrini.

Antes de la comida-encuentro hemos dado una vuelta por el mercado de la Bretxa y hemos podido degustar un par de pinchos.

Anthony Olmo, Daniela Conte y Carlo Petrini en la Bretxa.

En la comida nos hemos reunido las siguientes personas:

–          Del Convivium de Gipuzkoa: Orkatz Goenaga, David Forrest, Visi Irizar y Debora Outsen.

Debora Outsen, Orkatz Goenaga y David Forrest del Convivium de Gipuzkoa.
Carlo Petrini y Visi Irízar, del Convivium de Gipuzkoa.

 

–          Del Convivium de Araba: Mikel Landa, José Antonio Merino, Maite González y Alberto López de Ipiña.

José Antonio Merino, Maite González, Alberto López de Ipiña y Mikel Landa del Convivium de Araba.

–          De Italia: Daniela Conte, Anthony Olmo y Carlo Petrini.

–          Y del Convivium de Donostia: José María Arrazola, Luis Mokoroa y Juan Manuel Garmendia. 

Del Convivium de Donostia: Luis Mokoroa y José María Arrazola en animada converación.
Carlo Petrini y Juan Manuel Garmendia del Convivium de Gipuzkoa.

Durante el encuentro hemos podido hablar sobre los proyectos y preocupaciones de Slow Food a nivel Europeo y mundial, todo ello mientras degustábamos el siguiente menú:

–          Anchoas papillote.

–          Espárragos vinagreta con queso idiazábal y pimientos.

–          Revuelto de Xixas (en honor a San Prudencio).

–          Merluza en salsa de marisco.

–          Sopa de chocolate, mousse de fruta de la pasión con fresas.

Iker Uranga, cocinero de la Cofradía y artífice del menú, con Carlo Petrini y Luis Mokoroa.

Los del Convivium de Donostia tuvimos el gusto de obsequiar, a cada uno los asistentes, con un ejemplar del libro de José Ángel Iturbe “La salsa vizcaína” (libro ganador del premio Félix Mocoroa 2010).

Después de comer y para seguir “arreglando” el mundo, nos hemos acercado al Club Naútico, donde hemos tomado un café, y de ahí cada mochuelo a su olivo….

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...